Paul is Dead

Pistas en canciones, vídeos y álbumes


HELLO GOODBYE

hgi

Breve historia de la canción, cronología y contexto.

En esta ocasión voy a hablar de una canción tremendamente importante en esta historia. Muy pegadiza y desenfadada, con un mensaje que de entrada parece casual y despreocupado, pero que encierra un significado oculto y mucho más revelador.

El single fue publicado el día 24 de noviembre del 67, alcanzando un gran éxito. Un dato interesante es que esta canción tardó en grabarse casi un mes, siendo como es una composición simplísima en comparación con otras grandes obras que habían trabajado en mucho menos tiempo en el pasado.

El lado B del sencillo fue I am the Walrus, algo que molestó a Lennon, quien en una entrevista posterior mostraba su incredulidad ante el hecho de que se le hubiera concedido tanta importancia a esta composición por delante de la suya. No creo que le desagradara especialmente la canción, es simplemente que él, seguramente, habría aceptado mejor que se lanzara el single con su Yo soy la morsa como canción principal. Pues en la historia que él conocía, éste era el orden que debían llevar.

En el contexto de la muerte de Paul, Hello Goodbye se grabó después del Magical Mystery Tour, viaje realizado en honor de Paul. Obviamente, ahora ya no tenían más remedio que aceptar la realidad, Paul se había ido, y William ahora representaba su papel.

Faul, feliz ante este hecho, aprovechó para plasmar la importante dicotomía entre ambos, darse la bienvenida a sí mismo y despedir a Paul definitivamente. Llevaba allí ya un año, la mentira había sido un éxito, se empezaba a encontrar cómodo en su papel, y quiso celebrarlo.

Se trataría de una de las primeras (y una de las pocas) canciones compuestas por Faul con los Beatles. Ninguna de las que se le atribuyen en el album Sargent Pepper’s es suya. La mayoría eran de Paul, compuestas o grabadas en demo antes de morir y recuperadas después. La canción homónima del disco era, como ya sabemos, una idea de Mal Evans, al igual que Fixing a Hole. Faul, hasta el momento, poco había hecho aparte de poner su cara en las fotos y cantar alguna que otra parte de alguna canción.

En aquel momento, a Faul se le dio la oportunidad de mejorar su papel, de hacer más, de mostrarse más abiertamente. Y lo hizo.

Letra y significado.

Habiendo explicado ya el contexto en que se creó y grabó esta composición, pasemos a analizar al detalle su letra.

A pesar de su sencillez, usaré una traducción de la misma, para que podamos comentar mejor el mensaje:

Tú dices “sí”, yo digo “no”.
Tú dices “para” y yo digo “sigue, sigue, sigue”.
Oh, no.

Primera parte de la canción en la que se muestran las contradicciones entre la persona que canta y a quien va dirigido el mensaje. Terrorífico y profundamente irónico el “You say stop but I say go”.

Tú dices “adiós”, y yo digo “hola”.
“Hola, hola”.
No sé por qué, tú dices “adiós” y yo digo “hola”.
“Hola, hola”.
No sé por qué, tú dices “adiós” y yo digo “hola”.

El conocísimo estribillo, con su “hola” repetido machaconamente. La otra persona, “el contrario”, está diciendo adiós, se va. Y él llega.

Yo digo “alto”.
Tú dices “bajo”.
Tú dices “¿por qué?”
Y yo digo, “no lo sé”.

De nuevo las contradicciones, curioso que Faul esté en alto, y la otra persona “bajo”. Me arriesgaré a sacar dos interpretaciones: por un lado, el tono alto de la voz de Faul, del que tantísimo hemos hablado y mostrado evidencias, y el tono grave, naturalmente bajo de Paul. Por otro lado, él está ahora en lo alto, en la cima, y Paul está…

Tú dices “¿por qué?” Y yo digo “no lo sé”… no es necesario comentar nada, está todavía más clara que la frase anterior.

Todos conocemos esta canción, no hace falta que copie el resto de la letra, que como sabemos se repetirá exactamente igual. Eso sí, es necesario recalcar la insistencia en el mensaje, “Hola, hola, hola”, una y otra vez, insistentemente. Yo digo hola, y tú dices adiós. Esa es, simple y llanamente, la canción. Salvo las dos estrofas que ya hemos comentado. Luego veremos más sobre ello en los pantallazos.

Comentar también que Faul, a la hora de explicar los motivos de tan curiosa canción, y apoyándose en el “testimonio” de Alistair Taylor, dijo que se pusieron a tocar y cantar juntos y que le pidió a éste que dijera lo contrario de lo que él decía. Lo interesante es que Taylor se preguntaba después si realmente Faul la compuso de esa forma y en aquel momento, o ya la tenía en mente de antes, algo que choca frontalmente con el empeño de Faul de hacer hincapié en el carácter “casual” de la canción.

Los vídeos.

Llegamos ahora a los videos: esos cuatro vídeos grabados para esta canción. Excesivos vídeos, en mi opinión. Unos vídeos que nos muestran, salvo honrosas apariciones de George con su expresión taciturna, a unos Beatles risueños, bromistas, desenfadados. Añadiría que incluso forzados, pero dejemos eso para el análisis por fotogramas.

Este tono jocoso ha de comprenderse en el contexto que explicaba más arriba:

“Sí, vale, Paul se fue hace un año, qué le vamos a hacer. Y ahora tenemos aquí a William, al nuevo Paul, que nos permite continuar con el sueño un poco más. Todo esto ha permitido que el público escuchara a Paul en She’s leaving home. William no parece tan malo, es un poco raro, pero divertido, nos reímos con él, en principio. Está haciendo un gran esfuerzo, ha ensayado mucho, aunque todavía le salen mal los gestos de Paul, y a veces se cuelan demasiado los suyos. Nos reímos mucho cuando pasa esto”.

Con esta anotación ficticia en un diario, que podría ser de John, o de Mal, o de Ringo (pero nunca de George), podremos entender mejor qué es lo que les llevó en un primer momento a aceptar esta canción y a grabar estos vídeos con los gestos y detalles que veremos en breve. Tengamos en cuenta que Faul todavía era allí “el nuevo”. Se sentía agraciado por su buena suerte, estaba viviendo un sueño. Aún no había empezado a tratar de imponerse en la banda, y los motivos que tiempo después generaron el profundo odio que todos hemos podido ver en Let it be no existían.

Comentaremos a grandes rasgos lo que podemos ver en los vídeos, para pasar a ver, como ya he dicho, aquellos detalles que nos confirmarán estos puntos.

En los tres primeros vídeos tenemos a un Faul tenso, encorsetado, con movimientos forzados y hasta en algún momento ridículos, tratando de emular a Paul, seguramente. Vemos unos ademanes sorprendentes para aquellos que todavían piensen que se trata del verdadero Paul. Como curiosidad, podéis comparar a Faul en este vídeo y a Paul en Please, Mr Postman; la diferencia que hay en la forma de moverse, cantar y tocar. Muy ilustrativo.

Además, Faul mete la pata en varias ocasiones, luego lo veremos. Y George lo mira constantemente, pegado a él, con expresión seria. John y Ringo, a su vez, también lo observan desde la distancia. Todos ellos lo están evaluando. Si atendemos al tiempo que tardaron en grabar la canción, podemos deducir que un vídeo, en el que hay que simular que uno toca y canta, como si actuara en vivo, aún debía de resultar muy difícil para alguien con menos tablas en estas lides que Paul McCartney, a quien me resulta imposible verle fallar en un playback y aún más mostrando tantísima falta de naturalidad.

Y sin embargo, esos fallos se dejaron ahí, pudiendo haber repetido la toma. Una de dos: o se dejaron intencionadamente, o el resultado que tenemos es el mejor que pudieron ofrecer finalmente. Dicho sea de otro modo: hicieron lo que pudieron, teniendo ahí a un Faul todavía algo verde.

Por otra parte, está el famoso Rickenbacker manchado de sangre. En primer lugar, es curioso poder ver a Faul manejar este bajo, cuyo peso debía superar al del Höfner, y por lo cual a Paul le resultaba más cómodo seguir llevándolo en los conciertos. Y en segundo lugar, ¿por qué la sangre? Un detalle que molestaba a George, por la forma que tenía de mirarlo en algún momento.

Y ahora que hemos hablado de George, aprovechemos para comentar su expresión, de profundo desagrado la mayoría del tiempo, y la insistencia en volverse hacia Faul, como ya decía antes, pero no buscando su mirada, sino sólo observándolo. No hay otro vídeo de los Beatles en que George mire tantísimo a Faul, y menos con esa actitud.

Y aún hay más, hay gestos, ademanes y detalles que se ven mejor con imágenes, pasemos a ello.

Video promo 1.

En este primero, que se utilizó después de forma oficial, he dejado la letra para poder ver qué dice la canción en cada momento.

hg1

00:19, “tú dices adiós”, George lo mira, atentos a la expresión.

hg2

00:21, Se señala a sí mismo mientras dice “I say Hello”. George se vuelve.

hg3

00:33, otra vez la expresión de George. Resulta muy llamativo en este vídeo el físico de Faul, ya incluí esta imagen en el timeline de las caras-cejas.

hg4

00:35, para George, hay algo más interesante por ahí detrás.

hg5

00:45 John y George estudiando a Faul.

hg6

1:17 Sí, definitivamente George se lo está pasando genial.

hg7

1:25 Ésta es la parte en la que Faul mete la pata con el playback. Hubo un seguidor nuestro que nos contó que la primera vez que vio el vídeo pensó que no era el original y que el audio estaba desincronizado, hasta que se dio cuenta de que no, que está así originariamente.

hg8

1:37, “You say goodbye”

hg9

1:39, “And I say Hello”. ¿Lleva su mano derecha hacia donde está Faul? ¿O sólo es un gesto casual? Juzgad por vosotros mismos.

hg10

1:42 Famosa imagen del vídeo. “Adioooos”, aquí Faul parece ser el único que está feliz de verdad. La expresión de John es falsa a más no poder, Ringo baja la cabeza y George está con la cara como un palo.

hg11

1:44 “¿Por qué?”. Sin comentarios, basta ver las expresiones. Faul de incredulidad, John y Ringo de pena. George ni se molesta.

hg12

1:52, aquí tenemos a un Ringo que después de sacudir fuertemente la cabeza acaba sonriendo.

hg13

2:00 “You say yes”. Otra vez a George mirando a Faul, pero en esta toma lo importante es lo bien que se ve el bajo manchado de sangre. ¿Alguna vez dieron alguna explicación sobre ello? Quizá seamos nosotros los únicos que podamos.

hg14

02:03, vueltos hacia la cámara que está junto a Faul.

hg15

2:06, George observando la gracia del movimiento de mano de “I say go, go, go”.

hg16

02:16, aquí la expresión de George también es muy interesante.

hg17

2:16, volvemos a la imagen de la despedida, muy naturales.

hg18

2:22, otra vez observando, no sabemos si miran cómo se mueve o cómo toca.

hg19

2:24, luego George y John se miran.

hg20

2:36 este taconeo que inicia Faul y que John sigue al momento (y a George no le hace ni pizca de gracia), es muy interesante. Cuando Paul le pedía al público en los conciertos que les acompañaran taconeando, John solía hacer este gesto en broma, algo que a Paul solía hacerle reír, pero que jamás imitó. Simplemente, no era su estilo. Aquí Faul está homenajeando a John, sin duda.

hg21

En 2:39 John para, pero Faul continúa, me encanta aquí la cara de George.

hg22

2:45 Faul se vuelve hacia George buscando réplica, no la encuentra, George está totalmente vuelto y John mira hacia el frente.

hg23

2:49 Ahora sí, se miran. John está iniciando el saludo, porque era algo que ya estaba preparado que hicieran al final:

hg24

2:50, aquí está.

hg25

2:52, aquí empieza la payasada total del Hella, Hella, Hellowa. Todo un despliegue de tonterías falsas y fingidas, que muestran una alegría de plástico en toda la sencuencia. Lo que vamos a ver ahora son escenas intercaladas de la sesión de grabación de otro de los vídeos que se crearon para esta canción (sí, toda una molestia para semejante composición tan simple, salvo que su importancia radique, como sabemos, en el mensaje).

hg26

3:00 eso sí, George es el hombre que menos sonríe en todo el video.

hg27

Aunque en 3:08 encontremos esto.

hg28

3:13 el saludo de John y Faul.

hg29

3:14 Faul señalándose divertido ante la atenta mirada de George y Ringo.

hg30

3:17, que sí, Faul, hola, hola, ya hemos captado el mensaje.

hg31

3:19, recurrente el saludo entre Faul y John, que se repite aquí, con un George contentísimo.

hg32

3:20, sin comentarios.

hg33

3:23, hola Faul, ya cansas un poco, ¿eh? Creo que nos hemos enterado.

Video Promo 2.

Asistimos de nuevo a toda una explosión de alegría y naturalidad. El mensaje será aquí el mismo, pero encontraremos algunas curiosidades.

hg34

0:09, George sigue observando a Faul con atención. Aprovecho esta imagen para remitiros al artículo sobre la estatura de Faul, en el que comento los recursos que se utilizan aquí para disimular la diferencia con George. No me extenderé más en ese tema en esta ocasión.

hg35

hg36

0:13. Para mí, la secuencia más importante e interesante de este promo. Conviene verla entera, la mirada sarcástica entre Ringo y John. Es de lo poco auténtico que se puede encontrar en el vídeo, junto con la expresión de George.

hg37

hg38

0:22 El bajo manchado de sangre. En este momento es interesante también analizar la forma de “bailar” de Faul. Nada que ver con Paul, aunque lo intente.

hg39

0:33. Hola de nuevo, Faul. Incluso deja de “tocar” para poder hacer bien el gesto.

hg40

0:53, John se vuelve de nuevo hacia Ringo riendo, pero éste en esta ocasión no le devuelve la mirada.

hg41

0:56, sin embargo Ringo también parece haberse dado cuenta de algo gracioso.

hg42

1:02, Faul no comparte las risas, se vuelve hacia George que permanece impasible.

hg43

1:12, las caras de George no precisan comentarios.

hg44

1:20, Faul se pone a hacer el payaso, en unos gestos que para nada recuerdan a nuestro Paul.

hg45

1:21, acto seguido nos muestran esta imagen de John volviéndose otra vez hacia Ringo.

hg46

1:22, se vuelve hacia la cámara una vez…

hg47

1:23, hacia Ringo…

hg48

1:24 hacia la cámara, dos veces (Ringo se está riendo, esta es la parte en que Faul canta el “doy you say” en el que falla en el playback). No sabemos si las imágenes corresponderán con exactitud al momento en cuestión, pero no deja de resultar curioso.

hg49

1:26, de nuevo hacia Ringo

hg50

1:27, y hacia la cámara, tercera vez. Ringo lo mira sonriente, sabe que pasa algo.

hg51

1:28, y a la cuarta, hace un amago rápido pero no se vuelve del todo. Este gesto no es casual, está forzadísimo y preparadísimo. Ringo se monda, por cierto.

hg52

1:29 George aparece por abajo

hg53

1:31 Faul metiendo la pata otra vez con el playback. Atención a la proporción de la cara y la nariz, por cierto.

hg54

1:41, esta imagen es también muy interesante. Aquí sólo salen Ringo, George y John. El bombo con The Beatles dominando la escena, en el centro. Se mantiene durante diez segundos, hasta 1:51.

hg55

1:53, otra imagen de la cámara que enfoca a John y a Ringo, en esta ocasión no la incluyo porque pase algo, sino para que veamos que no sólo se hacían tomas de ellos cuando se reían. Es decir, que había una cámara enfocándoles todo el tiempo y las secuencias de más arriba se incluyeron a propósito en los momentos que quisieron.

hg56

1:59, nuevo fallo de Faul en el playback.

hg57

2:05, la cara de John.

hg58

2:09. La cara de George.

hg59

2:12 De nuevo la escena de los 3 Beatles. Recurrente, al parecer. Se mantiene hasta 2:19, siete segundos. Pero justo antes de cambiar:

hg60

2:19 George y Ringo mirando esta vez hacia Faul.

hg61

2:20 Faul solo.

hg62

2:42. Esta secuencia no sólo es interesante por la diferencia de altura entre Faul y George, sino por el “bailecito” de Faul, claramente tratando de imitar a Paul, pero con escaso éxito.

hg63

2:44. George observa atento el bajo de Faul. John también mira hacia allí.

hg64

2:50, final de la canción. Solamente Faul saluda. Este gesto es importantísimo. Se trata de otra muestra de la presentación.

hg65

3:14, estamos en la parte añadida del Hella, Hellowa; imagen grupal completa.

hg66

3:16, para pasar nuevamente a esto, que se mantendrá durante varios segundos.

Video promo 3.

Sí, aunque parezca mentira, se hizo un tercer video al estilo de los dos anteriores. Resulta ser un “refrito” de imágenes, de la cuales sólo merece la pena comentar el conjunto de caras de George en 0:30.

hg67

De las cuales he decidido destacar ésta.

hg68

A Faul sin tocar el bajo, simplemente como cantante.

hg69

Saluda inclinándose después de decir “hola” con la mano.

hg70

Señalándose mientras dice “I say high”.

hg71

Haciendo el gesto de “ok” al segundo siguiente.

hg72

George pasando la mano por encima de su hombro para señalar a John.

hg73

Faul y John diciendo “adiós” con un George muy “feliz”.

hg74

Esta imagen ya salía en el primer vídeo, pero en este caso viene enmarcada por el sentido de la letra en este momento, “I say Hello”, se presentan entre ellos. Es curioso, porque ni Ringo ni George hacen este gesto en todo el vídeo.

Es interesantísimo también esto que hace George de ponerse en medio para mirar a Faul de esta forma tan curiosa. Por cierto, nótese aquí la gran diferencia entre John y George en cuanto a estatura, cuando en realidad sólo se trataba de un centímetro. O John lleva algo en los pies o han utilizado algún recurso de los que comentaba en mi artículo.

hg75

Ésta también merece ser comentada, John está señalando a Faul con la mano mientras éste saluda. Aquí nadie está cantando, y aún así, queda claro el mensaje de quién está diciendo hola. Faul, con su clásica postura agachada, por cierto.

hg76

Y aquí está vocalizando “goodbye”.

hg77

Para cambiar luego radicalmente de expresión y decir “adiós” con la mano.

hg78

Faul guiña el ojo mientras dice la canción “You say goodbye”.

hg79

John de nuevo vocalizando un gran “Good bye”.

hg80

Y al momento sale esta otra escena mientras la canción dice “Hello”. John se ha despedido ante la cámara varias veces, y ahora saluda a Faul.

hg81

Pobre George…

hg82

El bombo que golpea Ringo ya no pone “The Beatles”.

hg83

No pasemos tampoco por alto este detalle de Mal con la claqueta cuando se cierra el telón. Es importante su aparición en éste y otro de los vídeos, pues ya sabemos el papel que jugó en esta historia y en el éxito de la presentación de Faul.

hg84

Faul moviendo exageradamente el bajo, con brío.

Hasta aquí, el comentario detallado de estos tres primeros vídeos que se grabaron para la canción.

Está claro que tanto el contexto que explicaba más arriba, como el mensaje de la canción, quedan claramente apoyados por este conjunto de detalles disfrazados de bromas y juegos.

Video promo 4.

Pasamos ahora a comentar este otro vídeo, el cuarto en la serie, en un tono muy diferente a los anteriores.

Tenemos ante nosotros un vídeo de 3 minutos y medio, en blanco y negro, que muestra a Faul con los Beatles en lo que parece ser una sala de montaje de vídeo. Faul y John, entre bromas, van sacando la cinta y observando las tomas.

Una de las cosas más llamativas que podemos apreciar es la barbilla de Faul, y cuyo primer plano ya utilicé en mi artículo sobre el timeline de sus caras. Una barbilla partida y completamente distinta a la de Paul, incluso a las que el propio Faul solía lucir a menudo.

Los protagonistas, aparte de las personas que se encuentran en la sala, son cuatro muchachos, dos chicos y dos chicas, que aparecen y desaparecen constantemente. Es un detalle muy sutil, pero desde luego no es casual.

hg85

En una de estas imágenes, se aprecia como tres de ellos se quedan mirando con atención a la última que aparece en pantalla:

hg86

hg87

Aquí tenemos una imagen de Faul con su sombrerazo y John no demasiado contento.

hg88

La chica rubia a la que todos miraban antes se está montando en el coche.

hg89

Sus amigos la siguen pero cuando el último va a abrir la puerta, el automóvil desaparece.

hg90

Las imágenes de estos cuatro chicos se suceden durante todo el vídeo, y todas van en la misma línea: aparecer, desaparecer y cambiar de posición unos con otros.

hg91

El bueno de Mal, siempre pegado a ellos.

hg92

¡Milagro! Un George sonriente, lo pongo por lo inaudito del hecho.

Poco más hay que señalar de este último vídeo, salvo lo curioso de sus cuatro “volátiles” protagonistas y el ver a Faul y al resto trabajando en la edición de lo que podemos deducir se trata de alguno de los otros vídeos promocionales de la canción, por lo que se confirmaría que la elección de las tomas anteriores poco tiene de casual.

Un Faul que saluda exagerada y constantemente con la mano mientras dice “Hola”. Un John que se presenta a él repetidamente. George, como siempre, mirando sin comprender del todo y en la mayoría de las ocasiones con expresión entre asqueada y triste. Ringo y su “alegre” neutralidad. Todo esto es fantástico para ver y comprender el momento en que se encontraban nuestros protagonistas. Más o menos a propósito, nos lo han dejado bien claro.

Tenemos una historia no contada y una canción que a priori no parece tener ningún sentido, salvo el que acabamos de darle. Una despedida, una presentación.

Hello, Goodbye.

Adiós, Paul. Hola, Faul…

hgfinal

Lady Ruth con la colaboración de Víctor Rojo y Litle Neutrino.