Paul is Dead

Pistas en canciones, vídeos y álbumes


Getting Better, Hey Jude y Let it be

b1

INTRODUCCIÓN

Retomamos un tema ya iniciado con I’ve got a feeling y Get Back. Sabemos que es controvertido y complicado, puesto que hay muchas personas que consideran a Faul un gran músico en todas sus facetas. Éste es un argumento que los PIA utilizan hasta la saciedad: “¿cómo es que, sin ser Paul, pudo tener un talento tan inmenso como para haber compuesto tan grandiosas canciones?”.

Esto no sólo perjudica la búsqueda de la verdad en cuanto a la muerte de Paul, sino que además no hace justicia a quienes de verdad tienen el mérito de estas composiciones.

Hemos escuchado a Faul cantar espantosamente, lo hemos visto fallar en el playback de algunas líneas de bajo, como es el caso de Hello Goodbye. Hemos demostrado que era el único que no tocaba en directo para la grabación del vídeo Revolution. Hemos encontrado fotos de John, Ringo y George grabando solos en el estudio, y hemos visto las carcajadas de George cuando, años después, para el documental Anthology, Faul se preguntaba quién había tocado qué en Carry that Weight y cómo se había creado.

Y no es lo único. A lo largo de muchos meses hemos expuesto evidencias de todo tipo probando la falsedad de las afirmaciones de Faul sobre los Beatles y todos los aspectos de la historia oficial que se ha mostrado sobre ellos.

Sabíamos que esto iba a ser conflictivo. Y por ello hemos estado trabajando incansablemente durante meses, y más aún en las últimas semanas. Miles de horas de búsqueda, decenas de comparativas, tardes enteras debatiendo y compartiendo información, de todo lo cual este artículo es sólo una pequeña muestra.

En cualquier caso, el debate está abierto. Ésta es nuestra investigación, de la cual aportamos cuantas evidencias hemos ido encontrando.

GETTING BETTER.

En realidad, para aquellos que sigan el trabajo del canal de Litle Neutrino, esto no supone una gran novedad. En uno de sus vídeos ya se indica, dentro de un listado, que esta canción está cantada por Paul.

Pero nosotros hemos querido dar un paso más y aportar argumentos para ello. Nos pareció importante, ya que estamos hablando de una canción de Paul, que en este artículo se merecía también su lugar.

Getting Better está incluída dentro de Sargent Pepper’s lonely hearts club band. Como ya hemos comentado en otras ocasiones, dentro de este álbum se incluyeron varias canciones escritas por Paul, algunas de ellas incluso cantadas por él, ya fuera completas o no (éste último es el caso de Penny Lane). Resulta interesante que estas canciones –atribuídas a McCartney, aunque fuera Faul el que diera la cara y las explicaciones -marquen un corte menos radical en cuanto al estilo y la temática que las de John, por ejemplo.

Y es que habían sido trabajadas en la época anterior y posterior al álbum Revolver. She’s leaving home tiene ese aire romántico y triste de For no one, y Penny Lane esa instrumentalización elaborada de Eleanor Rigby.

Getting Better, en su caso, sigue exactamente el estilo de Got to get to into my life; pronto lo veremos con detalle. La canción da la sensación de haber sido escrita por dos voces, una optimista, que grita feliz que todo está mejorando, y otra pesimista que comenta que nada puede ir peor. Es exactamente el mismo concepto de We can work it out, para la cual John daba unas explicaciones demasiado parecidas, palabra por palabra incluso, a éstas de Faul sobre Getting:

Esta canción la escribí en mi piano Binder, Edwards and Vaughan en mi cuarto de música. El piano tenía un tono hermoso, solo abrías la tapa y aparecía un tono mágico, y además la forma en que estaba pintado, le agregaba diversión a todo

Es una canción optimista. A veces uno intenta conseguir personas optimistas, en un esfuerzo por motivarse a sí mismo y tambien, me doy cuenta que otra gente va a escuchar la canción y va a animarse. Y ésta es una de ellas. El “angry young man” y todo eso que John y yo completamos en los versos acerca de los profesores de la escuela. Compartimos muchos sentimientos en contra de profesores que nos habían castigado mucho o que no nos comprendían o que eran generalmente unos bastardos.

Yo estaba sentado solo cantando “Getting better all the time” y John sólo dijo una de sus frases "It couldn't get no worse" y ahi pensé: “¡Es brillante!” Esto es exactamente por lo que amaba escribir canciones con John. Ésa era la forma, tenía una canción casi definida y venía el con una contra melodía, y cambiaba la canción.

Sabemos perfectamente, porque lo hemos visto en imágenes y vídeos, que esa forma de componer con total compenetración desapareció a partir de 1967. Faul está describiendo la forma en que se ideó We can work it out, que sería la misma que para Getting, y él lo dedujo perfectamente. Por otra parte, el argumento del “piano divertido” como inspiración para la canción, aparte de resultar ridículo y poco profesional, tiene ese “toque personal de payasada” que siempre ha aportado a sus explicaciones.

Una idea de Paul.

Getting Better era una broma que tenían entre John y Paul. Cuando en 1964 Jimmy Nicol sustituyó a Ringo en la batería, muchos solían preguntarles qué tal se estaba adecuando a la banda. Y ellos contestaban, entre risas: “It’s getting better!”, “está mejorando”. Finalmente, aquella frase se convirtió en un guiño entre ambos, una especie de “clave” entre amigos.

Recordemos otra vez I know, la eterna canción. No sé ni las veces que esta preciosidad de John nos ha dado argumentos en nuestra investigación. John habla en ella de sus sentimientos hacia Paul y hacia lo que había pasado. Se arrepiente de no haberse comportado todo lo bien que debería y de no haberse dado cuenta antes de esto.

En ella, además de hacer alusión constantemente a Yesterday, también dice esta frase:

And I know it’s getting better all the time… as we share in each other’s minds.

Getting Better fue compuesta por Paul en honor a la divertida broma que tenían entre ellos, y John la utilizó en su canción, para recordar y homenajear a su amigo.

Pero la cuestión no es sólo demostrar que la compuso. Sino que todo en ella es suyo.

El bajo de Paul.

Como ya sabemos, Paul era un bajista increíble, con muchísima versatilidad, habilidad y rapidez. Era capaz de componer y tocar líneas de bajo como éstas:

http://www.youtube.com/watch?v=iJeS_Yq5CA0

http://www.youtube.com/watch?v=hQDRYn58dX4

Y ésta es la línea de bajo de Getting Better:

http://www.youtube.com/watch?v=RCwzHCntku8

Totalmente su estilo. Unas subidas y bajadas típicas de Paul, que daban un ritmo increíble a su estilo. Nadie logró hacer eso. No era bajista, era músico, sus líneas de bajo no siguen los patrones de los demás bajistas, él tocaba acordes diferentes. No tocaba en los que estaban más cerca, sino que no tenía problema en ir a los más lejanos dentro de la escala, jugando siempre entre Sol y Do mayor.

La voz de Paul.

A partir de 1967, no sólo desapareció esa forma de componer juntos que comentábamos más arriba. También dejaron de escucharse las armonías de voz que creaban John y Paul, perfectamente sintonizadas, como se puede apreciar en este vídeo comparativo que hicimos:

https://www.youtube.com/watch?v=sG5EHbUMZgk

Y en éste otro, comparativa con We can work it out:

https://www.youtube.com/watch?v=_xlLokrIECo&feature=youtube_gdata_player

Paul hacía la voz alta, llegando perfectamente a las notas sin esfuerzo, siguiendo a John, pero sin que ninguno de ellos quedara en supremacía. Paul no es que tuviera agudeza en su voz, es que tenía amplitud. Faul es agudo pero no tiene potencia ni manejo. No es capaz de hacer lo que hacía Paul. Tiene que gritar y forzar hasta el infinito, y aún así John acaba sonando más que él.

Sin embargo, hay quien todavía tenía dudas de si era o no Paul quien cantaba, y para ello realizamos todo tipo de comparativas, hasta llegar a la conclusión de que es él, sin ninguna duda, incluyendo el intro, que hasta el momento se creía que podría haber sido hecho por Faul, dado que parecía producirse un cambio entre éste y el resto del tema:

Comparativa con la voz de Faul en Maybe I’m amazed, detalles en el vídeo:

https://www.youtube.com/watch?v=TQDBWopwPlY

Comparativa con Magical Mystery Tour, Faul está forzando muchísimo la voz, grita en lugar de cantar. La gran diferencia que Paul no mantenía ese alzamiento, sino que enseguida volvía al tono anterior, pero Faul lo mantiene y lo fuerza:

https://www.youtube.com/watch?v=QGvOc4uHuNA

Comparación únicamente del intro de Getting con Got to get to into my life, de un estilo similar:

http://www.youtube.com/watch?v=uKkwykFN6Po&feature=youtu.be

Aquí tenemos a Faul cantándola en directo. No es la voz lo que vamos a comparar ahora, pues está claro que habían pasado muchos años.
Es la pronunciación lo importante.

https://www.youtube.com/watch?v=lmXL3BRtvlw&feature=youtube_gdata_player

La palabra “better” en Faul es completamente diferente, con un acento más cerrado y norteamericano, incluso campirano. Nada que ver con la pulcritud de la “doble t” de Paul.

Una comparativa de sólo esa palabra:

http://www.youtube.com/watch?v=veKxfbHNaaE&feature=youtu.be

Y para finalizar, sólo para los que todavía tienen dudas, os invitamos a comparar a Faul en estos vídeos:

Con Wings, momento en el que ya cantaba “a su antojo” sin molestarse en imitar a Paul:

https://www.youtube.com/watch?v=t8dQwP80uNQ&feature=youtube_gdata_player

Dos años más tarde de cuando cantó Getting Better en el vídeo que os hemos mostrado antes:

https://www.youtube.com/watch?v=4qdpWykfMnk&feature=youtube_gdata_player

Con lo cual se demuestra que el cambio de “voz” de Faul se produjo a finales de los sesenta, y se ha mantenido, con las variaciones naturales por la edad, hasta hoy:

https://www.youtube.com/watch?v=4qdpWykfMnk&list=HL1372324162&feature=mh_lolz

Vamos a dar ahora un salto muy grande. Porque si bien Getting Better ha sido importante por tratarse de una composición de Paul escrita y cantada antes de morir (lo cual nos proporciona un elemento más para recordarle y admirar su trabajo) las siguientes canciones de las que vamos a hablar tienen el honor de estar entre las más impresionantes y grandiosas de los Beatles.

LET IT BE.

Lanzada como sencillo el 30 de marzo de 1970, poco antes de la separación definitiva de la banda. Ocupa el puesto n. º 20 de las “500 canciones más grandes de todos los tiempos” de la revista Rolling Stone.

Historia de la canción y significado.

Oficialmente, fue compuesta por Faul a principios de 1969, en el marco del proyecto Get Back. Se empezó a grabar el 30 de enero de ese año, pero no se publicó hasta el 4 de enero del año siguiente.

Fue justo en aquel momento cuando se decidió cambiar el nombre de dicho proyecto, para que el álbum y el documental que lo acompañaba se llamaran Let it be. Según se dijo, la causa era el cambio que habían supuesto los arreglos de Phil Spector, que le otorgaban a las canciones un aire más elegante y sentimental. Conociendo la opinión de Faul sobre dichos arreglos (no es una teoría, ahí están sus declaraciones en contra) esta decisión resulta cuanto menos curiosa.

La versión oficial sobre la composición del tema es conocida por todos. Faul dijo que la había escrito tras soñar con su madre, pero hablando de la madre de Paul, puesto que contaba que ella había muerto cuando “él” tenía 14 años.

Me encantó volver a conversar con mi madre. Me sentí bendecido por tener ese sueño. Eso me hizo escribir “Let it be”.

No dió más explicaciones en aquel momento. No fue hasta unos cuantos años después cuando, queriendo dar algún detalle más, contó que su madre le había dicho:

Todo saldrá bien, déjalo estar (let it be).

Con esta explicación y la repetición del nombre “Mary”, no quedó ninguna duda del significado de tan importante canción. Nadie pareció darse cuenta de otros muchos detalles que hacen dudar de esta historia.

Por ejemplo, estas declaraciones tan interesantes de John, cuando fue preguntado por ella en su entrevista para Playboy de 1980:

Eso es Paul. ¿Qué se puede decir? Nada que ver con los Beatles. Podrían haber sido Wings. No sé lo que está pensando cuando escribió "Let It Be". Creo que se inspiró en "Bridge over Troubled Water". Ésa es mi opinión.

En primer lugar, la referencia a Wings es signo de una ironía infinita. John siempre despreció el trabajo de esta banda, y en esta misma entrevista incluso utilizó palabras obscenas para referirse a ellos. Cuando dice que no sabe lo que Faul estaba pensando al componerla… incoherente, se supone que estaba clarísimo el mensaje de la canción.

Pero lo más interesante es la referencia a la canción en la que se habría inspirado Faul. Ya hemos hablado de Simon y Garfunkel, e incluso incluímos este tema en aquel artículo. Pero es que Bridge over troubled waters no se grabó hasta más de un año después de ser compuesta Let it be.Y John lo sabía cuando dijo esto. Quizá a lo que se refería es que Let it be, como veremos, contiene exactamente el mismo mensaje que la canción de Simon.

Dice también que no tenía “nada que ver con los Beatles”… siendo que esta canción, debido a los arreglos de Spector, había tenido el honor de darle nombre a todo un proyecto. Unos arreglos que Faul odiaba, por cierto…

Contradicciones importantes de las que nadie duda… salvo nosotros. Porque si uno investiga bien acaba viendo una serie de datos y hechos que encajan de una forma increíble, y son mucho más verosímiles que la versión oficial.

La frase “Mother Mary”, que tanto parece confirmar que se trata de la madre de Paul, tiene en realidad una connotación religiosa.

Jean Lauand, Catedrático de Filosofía de la Educación de la Universidad de Sao Paulo, publicó un artículo en el que defendía que esta canción era en realidad una oración a la Virgen María. He aquí un extracto de sus notas:

Es desde esta clave como hay que leer la letra de “Let it be”, que no significa sólo “déjalo estar”, como muchos traducen, sino también “que así se haga”, puesto que es en inglés la expresión del “hágase” de María ante el anuncio del ángel. La madre le repite a lo largo de la canción constantemente ese lema: “Let it be”.

La primera estrofa empieza describiendo que “cuando me encuentro en momentos de tribulación, Mother Mary viene a mí, diciendo palabras de sabiduría (...) Y en la hora de la oscuridad ella se alza ante mí, diciendo palabras de sabiduría, susurrando palabras de sabiduría”. Esas palabras, “Let it be”, “hágase”, expresan la sabiduría por excelencia de María.

La canción concluye con una invocación a la esperanza para todos los que sufren: “Aunque se separen sigue habiendo una posibilidad de que comprendan que habrá una respuesta, hágase”.

Y es que, efectivamente, se aprecia una fuerte espiritualidad en la canción: refugiarse en la oración y en la meditación; una forma de ver la vida, y más en aquel momento, que nos recuerda mucho a George Harrison.

George, durante los años posteriores a la muerte de Paul, compuso canciones como My sweet lord o Hear me lord, con un fuerte sentido religioso. Por no hablar de la impresionante The art of dying, que comienza con la siguiente frase:

There'll come a time when all of us must leave here
Then nothing Sister Mary can do.

Curiosamente, Julian Lennon tiene una canción, muy poco conocida, llamada Mother Mary, la cual recomiendo escuchar y analizar bien. De momento, incluiré sólo su comienzo:

Madre María, tu apoyo sobre mí
Niega mis sentimientos
De aquellos que pueden ver
Que tu Sagrada Sabiduría
Puede sanar mi alma

Confuso y abandonado
Por aquello que me han dicho
Que siempre me sonó tan correcto
Para ofrecer mis plegarias
Con la esperanza de ser libre.

Como resulta curioso también que en la historia de George podamos encontrar también una composición llamada Let it down o que, apenas dos meses antes de morir, decidiera hacer una versión de una conocida canción llamada Let it be… me. Por no hablar del álbum recopilatorio que su familia decidió publicar en 2009, llamado Let It Roll.

O su canción I’d have you anytime, que repite constantemente:

Let me in here, I know I've been here
Let me into your heart
Let me know you, let me show you
Let me roll it to you

Let me say it, let me play it
Let me lay it on you
Let me know you, let me show you
Let me grow upon you

Compuesta en 1968, antes de la separación de los Beatles, como prácticamente todas las canciones que conformaron su primer álbum en solitario, All things must pass.

Análisis de la letra.

Como apuntaba Jean Lauand en su artículo, Let it be es una canción totalmente de consuelo ante la desesperanza, para atravesar una situación negativa: “cálmate, déjalo estar, no pasa nada”.

Cuando me encuentro en problemas
La Madre María viene a mí
Diciendo palabras sabias: déjalo estar.

En los malos momentos, la oración y la espiritualidad, en este caso simbolizadas con la Virgen María de los católicos, sirven de consuelo y alivio.

Y en mis horas de oscuridad
Ella está de pie justo frente a mí
Diciendo palabras sabias: déjalo estar
Susurra palabras sabias: déjalo estar.

La oscuridad es un término muy utilizado a la hora de hablar de tristeza y penuria, pero especialmente George lo usaba muchísimo, como es el caso de Beware of darkness, o la gran All things must pass, en la que decía:

Ahora la oscuridad sólo se queda durante la noche.
Por la mañana se desvanecerá

Seguimos con Let it be; en este momento se produce un cambio. En teoría, la razón de ser de la canción eran un sentimiento personal y el recuerdo de la madre de Paul, pero ahora pasa a estar dedicada a los que sufren, se vuelve más general, más universal.

Y cuando los desesperados
Que viven en el mundo se pongan de acuerdo

Habrá una respuesta: déjalo estar.
Por que aunque puedan estar separados
Todavía hay una posibilidad de que puedan ver

Habrá una respuesta: déjalo estar
Déjalo estar, déjalo estar, déjalo estar.

¿Todo esto le dijo Mother Mary? Estas frases no están dirigidas a una persona en particular, sino al mundo, y es un estilo que recuerda mucho más a esto:

Estuvimos hablando
Sobre el amor que podríamos compartir
Cuando lo encontremos.
Haciendo todo lo posible por encontrarlo
Con nuestro amor
Con nuestro amor
Podríamos salvar al mundo
Si tan sólo ellos lo supieran.

Estuvimos hablando
Sobre el amor que se tornó tan frío
Y de la gente que gana el mundo y pierde su alma.
No lo saben
No se dan cuenta
¿Eres tú uno de ellos?

Cuando hayas visto más allá de ti mismo
Entonces quizá encuentres la paz de espíritu
Que te está esperando
Y llegará el momento en que veas que todos somos uno

Es Within you, without you, de George. Y es exactamente el mismo mensaje, incluso las mismas palabras.

Y también recuerda a esto:

Llegará un momento en que cada uno de nosotros vuelva aquí
Traídos por nuestro deseo de ser una entidad perfecta
Viviendo después de haber estado un millón de años llorando.
Hasta que hayáis descubierto el arte de morir.

The art of dying, de George.

Continúa Let it be:

Y cuando la noche esta nublada todavía queda una luz
Que brilla sobre mí.
Brilla hasta mañana, déjalo estar.

La noche nublada, de nuevo las nubes, como en All things must pass:

El amanecer no dura toda la mañana
Una tormenta no dura todo el día
Parece que mi amor se ha ido y os ha dejado sin avisar
. Esto no será siempre gris.

Todas las cosas deben ocurrir
Todas las cosas deben morir

El anochecer no dura toda la tarde.
Un pensamiento puede alejar esas nubes
Después de todo, mi amor se ha ido y se tenía que ir
Esto no será siempre gris.

Blow away:

El día se volvió negro, el cielo se desgarró
Llovió durante un año hasta que se me humedeció el corazón

El cielo se despejó, el día se volvió brillante
Cerrando los ojos la mente se me llena de luz
Es difícil recordar el estado en el que me encontraba.

Sunshine life for me:

Hay una vida de sol para mí
Si pudiera alejarme de esta nube que tengo encima
Que parece que me sigue a todas partes.

… y tantísimas otras canciones de George, que fue el que más utilizó el símbolo de la nube que tapaba el sol para describir sus sentimientos.

Y termina Let it be volviendo al comienzo, la plegaria a la Madre María:

Me despierto con el sonido de la música
La Madre María me reconforta
Diciendo palabras sabias: déjalo estar
Habrá una respuesta: déjalo estar.

Perdóname, Señor
Por favor, por aquellos años en los que te ignoré
Perdónales, Señor
A aquellos que sienten que no pueden estar a tu alcance

Ayúdame, Señor, por favor
A superar este desafío
Ayúdame, Señor, por favor
A amarte con más sentimiento

En ambos finales del camino
A izquierda y derecha
Sobre nosotros y bajo nosotros
Fuera y dentro, no hay lugar en el que no estés
Oh, ¿no me oirás, Señor?

Hear me lord, de George Harrison.

La música.

b2

El trabajo de grabación de Let it be fue largo y arduo. Se realizaron multitud de ensayos y tomas, de lo cual quedó constancia.

Aquí tenemos una de las primeras tomas. Falta prácticamente toda la letra. Se podría decir que Faul aún no la tenía terminada, claro, pero resulta curioso para alguien que afirmaba haberla trabajado en privado y haberla presentado ya para los ensayos cuando estaba completa, al menos lo principal.

https://www.youtube.com/watch?v=r98FqO1dTMQ&feature=youtube_gdata_player

Toma desconocida, posiblemente también muy temprana. Sin bajo y fallos de entonación y letra, que no es la definitiva. Correcciones y risas de John.

https://www.youtube.com/watch?v=6z7SnF8MhW8&feature=youtube_gdata_player

Toma 20. Fallos en la entonación, quejas de John y lamentos de Faul:

https://www.youtube.com/watch?v=eQ55L8LkUPQ&feature=youtube_gdata_player

Toma 25. Sólo piano y voces. Tremendo gallo de Faul y bromas de John.

https://www.youtube.com/watch?v=JlT2eITEv1s&feature=youtube_gdata_player

Toma 26. Importantísima, pues se aprecia cómo John está al piano, ya que comienza a tocar y cantar haciendo el tonto. Es la toma inmediatamente posterior a la que acabamos de poner (seguramente unos minutos) que no había sido válida por el fallo de Faul. Lo cual indica que ésta estaba siendo la posición de John de forma continua. ¿John en un piano compuesto oficialmente por Faul?

https://www.youtube.com/watch?v=t8hcZaq_URY&feature=youtube_gdata_player

También entre los diferentes vídeos que tenemos, encontramos cosas como ésta, las burlas de John, tal y como solía hacer por aquel entonces cada vez que a Faul le tocaba interpretar una canción:

http://www.youtube.com/watch?v=tfs6F6SzN48&feature=youtube_gdata_player

Hay muchísimas versiones más circulando por la red y en bootlegs. Una gran cantidad de ensayos y pruebas para una canción muy trabajada. Por eso es tan extraño que, en esta toma, creada para el documental Let it be, encontremos algo así:

http://www.youtube.com/watch?v=vXhkpoBnw0g

Como ya comentaba en mi artículo sobre el Anthology, Faul está mirando la hoja todo el tiempo. Más de veinte veces, y eso sólo contando las escenas en las que se le ve a él. Necesita mirarlo para iniciar cada una de las estrofas y para cantar la mayor parte de ellas, sobre todo al principio. Incluso en 0:27 pone una expresión de “concentración” mientras lo mira y después un gesto como de risa, en referencia a esa necesidad de consultar la letra para seguir.

Estamos hablando de una canción escrita supuestamente por él, algún tiempo antes, basándose en una experiencia muy personal e íntima. ¿Y no se sabe la letra?

El solo de George

Se dice que el solo de guitarra de esta canción es uno de los más hermosos que se hayan interpretado, y uno de los mejores de los Beatles. En él, George pone todo su sentimiento y su arte. Más allá de lo que parecía exigir una supuesta canción de Faul en la que además se estaría riendo abiertamente de Paul al nombrar a su madre, siempre que atendamos a la versión oficial de la historia.

Y es que George demostró un gran interés, pues no fue el único solo que hizo. Let it be tuvo dos solos, ambos compuestos por George, pues hubo dos versiones distintas de la canción, una para el single y otra para el álbum. Esto es fundamental.

Éste sería el primero de ellos, algo más sencillo que el definitivo:

https://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=hpPrHE0nyQQ#t=110s

El segundo solo de George, mucho más elaborado, es el que todos conocemos de la versión del álbum:

http://www.youtube.com/watch?v=vXhkpoBnw0g&feature=player_detailpage#t=122s

Pero también hay dos versiones de bajo en esta canción, algo mucho más difícil de apreciar.

Oficialmente, tal y como se ve en el vídeo oficial, John tocó el bajo para esta canción, a pesar de que era un instrumento que, aunque sabía tocarlo, no dominaba del todo y además no le gustaba.

Aquí lo tenemos en un ensayo, soltando una palabrota porque se equivoca:

https://www.youtube.com/watch?v=goBjVxN3YcY&feature=player_detailpage#t=110s

Cover del bajo de esta primera versión. Como vemos, es muy simple. Atención a la parte del solo de guitarra:

https://www.youtube.com/watch?v=79B8oanv_ZA&feature=youtube_gdata_player

Y aquí otro de la segunda. Entra más tarde, pero es mucho más elaborado, con otro estilo y acompaña a la guitarra de una forma increíble:

https://www.youtube.com/watch?v=GWa2zu6h_Bk&feature=youtube_gdata_player

Y ahora vamos a volver al vídeo oficial de nuevo, estamos hablando de la segunda versión, la que se usaría en el álbum, con el solo elaborado y la línea de bajo que lo acompaña:

https://www.youtube.com/watch?v=mnUkNmTFCGs&feature=player_detailpage#t=79s

En este segundo exacto al que os remito, el bajo ya ha entrado, John debería tocar, pero no lo hace, aparta la mano. La línea de bajo suena, pero nadie la está interpretando. Esa línea de bajo estaba ya grabada y John estaba haciendo el papel de que lo tocaba, porque en ese vídeo se muestra aquello que debía parecer, y no lo que en realidad fue. ¿Quién tocó la línea de bajo en la versión definitiva de Let it be?

Jamás se dijo que Faul tocara el bajo en esta canción, siempre se dijo que fue John. De hecho, en niguna toma, en ninguna de las que tenemos, ni de esta canción ni de la siguiente que hablaremos, aparece Faul tocando el bajo.

Sin embargo, sí que se aprecia, como ya hemos dicho, que dicha línea de bajo acompaña maravillosamente al solo de guitarra, compuesto por George. Y si Faul no lo tocó, ni John tampoco a juzgar por lo que hemos mostrado, ¿quién queda? ¿Quién compuso la línea de bajo?

Y es que, aunque Paul fuera el bajista de los Beatles por excelencia, inimitable e inigualable en muchos sentidos, George también era un as con este instrumento. Oficialmente se sabe que compuso unas líneas de bajo impresionantes, como es el caso de Taxman o Something. De hecho, y este dato es muy importante, la mayoría de las veces componía la línea de bajo de sus propias canciones.

No olvidemos sus carcajadas y sus comentarios hacia Faul en el Anthology sobre el bajo de Carry that weight.

Aquí tenemos un cover de Old brown shoes, compuesto por George:

https://www.youtube.com/watch?v=eAKd57AxgxM&feature=youtube_gdata_player

Y ahora vamos a compararlo con el cover de la segunda versión del bajo de Let it be:

https://www.youtube.com/watch?v=GWa2zu6h_Bk&feature=player_detailpage#t=107s

El piano.

John ayudó en muchas ocasiones a George a componer sus canciones, aportando el piano a la composición. Aquí tenemos un vídeo alternativo de las sesiones de Let it be, en el que están ensayando All things must pass, que en una de sus versiones contaba con un piano, pero que no se incluyó en la versión del álbum.

http://www.youtube.com/watch?v=YD2dXeTG2Y8&feature=player_detailpage#t=902s

Y aquí tenemos una comparativa de este piano con Isn’t it a pity, del mismo álbum, Let it be, y otras canciones de George en las que se incluye dicho instrumento:

http://www.facebook.com/video/video.php?v=163616843818007¬if_t=video_processed

Diferentes comparativas del estilo de George:

http://www.facebook.com/photo.php?v=163623310484027

Tenemos una letra que expresa exactamente los mismos sentimientos que George mostraba en sus canciones, con la misma simbología y hasta las mismas palabras. Tenemos dos solos de guitarra creados por él con el mayor interés, con una línea de bajo compuesta con su mismo estilo y que acompaña a la guitarra perfectamente. Tenemos un estilo de piano que acompañó también a varias de sus canciones, una de las cuales tenemos evidencia gráfica de que fue compuesta junto con John.

Y tenemos el final de Isn’t a pity, con el que finalizaremos este apartado, con unos coros que os van a sonar muchísimo (a partir de 5:44):

https://www.youtube.com/watch?v=nDyWKniGDvk&feature=player_detailpage#t=341s

Na na na nananana (Hey Jude…)

En aquellas circunstancias, ¿por qué George iba a hacer uso de una forma tan descarada de una canción de Faul? ¿No le pareció mal? ¿Se trataba quizá de un homenaje? ¿Un homenaje a Faul en el marco de All things must pass que no hacía más que mostrar duelo y tristeza por Paul? Se crea o no en el PID, esto no tendría ningún sentido, pues la historia oficial cuenta que George en ese momento estaba terriblemente resentido con “McCartney”. Pero este gesto de George sí resultará más verosímil cuando leamos el siguiente apartado de este artículo.

HEY JUDE

Esta canción es para muchos la mejor de los Beatles, incluída también en las listas de las mejores composiciones de la historia.

Publicada el 26 de agosto en Estados Unidos y el 30 en Gran Bretaña, con Revolution como cara B. El primer dato interesante que hallamos es que fue el primer single producido y editado bajo el sello Apple, y el que más éxito obtuvo. Fue número uno en Holanda, Irlanda, Bélgica, Alemania Occidental, Dinamarca, Singapur, Malasia, Nueva Zelanda, Noruega y Suecia, con ventas mundiales de más de cinco millones de copias a finales de 1968 y de siete millones y medio en octubre de 1972.

La grandeza de Hey Jude está principalmente en la simpleza de su melodía y sus acordes. Una vez que la escuchas, te sorprendes pensando cómo es posible que nadie la hubiera compuesto antes. El que la escribió no la inventó: la descubrió. Y eso sólo puede hacerlo un genio.

Una canción para Julian.

Como todos sabemos, siempre se ha dicho que Hey Jude fue compuesta para Julian Lennon, en consuelo por la separación de sus padres.

jude3

Ésta es una de las veces en las que Faul habló sobre ello:

Comencé con la idea de “Hey Jules”, empezando con: “Julian, don't make it bad, take a sad song and make it better”. Sabía que no iba a ser fácil para el. Siempre me sentí triste por los niños en los divorcios... Tuve la idea de la canción en ese tiempo y decidí hacerla. Lo cambié a “Jude” porque pensé que sonaba mejor.

Algo que también cuenta Peter Brown en su libro The love you make, de 1983:

Durante la separación de John y Cynthia Lennon, Paul fue a Weybridge en su Aston Martin para visitarla a ella y a Julian. Durante el camino hizo una canción para animar al chaval.

Y Cynthia Lennon, en su biografía:

Estaba totalmente sorprendida cuando una tarde, Paul llegó a nuestra casa. Estaba conmovida por su obvia preocupación por nuestro bienestar... En el camino hacia acá compuso “Hey Jude” en el auto. Nunca olvidaré el detalle de Paul de preocuparse en venir a vernos.

Una canción para animar a un niño por el divorcio de sus padres. Ésa es la explicación oficial que siempre se dio a esta canción. Pero Julian no se enteró de que esta canción era para él… hasta veinticinco años después.

¿Cómo es posible? Si alguien compone una canción para animar a una persona y hacerle sentirse mejor… lo lógico es cantársela, lo lógico es decirle que está dedicada a él para sacarle una sonrisa con su letra. Pero Faul no lo hizo. Faul jamás cantó la canción para Julian, y ni él, ni mucho menos John, tuvieron a bien decirle nunca lo que significaba. Y eso a pesar de la estrecha relación que se supone que mantenía el niño con “su tío Paul”.

La palabra Jude.

Como ya nos contaba Faul, la canción habría empezado siendo “Hey Jules” para acabar diciendo “Jude”. Las explicaciones de Faul para este cambio de nombre (en unas ocasiones dice que era más fácil de pronunciar y en otras que sonaba “más country y western”), son las más ridículas dadas jamás para justificar una canción.

La palabra Jude significa “judío” en alemán y, a raíz de la Segunda Guerra Mundial, su uso se extendió a otros países, la mayoría de las veces con una connotación despectiva. Y no sólo nosotros nos hemos dado cuenta, sino que hubo más gente en su momento que levantó un gran revuelo por ello:

Para ayudar a publicitar la edición de “Hey Jude”, Paul decidió aprovechar la tienda cerrada de las calles Baker y Paddington. Una noche, a altas horas, se introdujo en la tienda y pintó las ventanas de blanco. Luego escribió HEY JUDE en grandes letras.

A la mañana siguiente, los comerciantes de la vecindad se pusieron furiosos; al no haber oído hablar nunca de la canción “Hey Juden” (Juden significa "judíos" en alemán), lo tomaron como una injuria antisemita. Un ladrillo rompió el escaparate antes de que pudiera borrarse la inscripción y aclararse el malentendido.
The Love You Make.
Peter Brown / Steven Gaines (1983).

Durante la filmación del vídeo promocional, el set de grabaciones se llenó de policías encubiertos, mientras las calles cercanas y el espacio aéreo se cerraban por unas horas. A las puertas del estudio se encontraba la guardia civil armada. Todo ello debido a que los Beatles tenían miedo de que se pudiera producir un atentado en contra de ellos mientras grababan, por las varias amenazas de muerte que Faul había recibido, al estar convencidos muchos de que la canción hacía referencia a los judíos.

Es decir: sufren un ataque contra la tienda de Apple a raíz de escribir el título de la canción en sus ventanas, se ven obligados a rodearse de policías armados para protegerse de un posible atentado, ¿y no se modifica el nombre? ¿Sonaba tan espantosamente mal “Jules” que era preferible arriesgar incluso la vida por publicar así la canción?

Brian Epstein, como todos sabemos, era judío. Y, como ya apunté con detalle en mi primer artículo sobre John, éste tenía por costumbre llamarle así, en una de sus bromas ácidas, propias de su estilo, que Epstein no se tomaba a mal porque lo conocía bien.

A John tuvo que resultarle terriblemente irónico que, después de haberle llamado así tantas veces, apareciera ese calificativo en el coche encontrado cerca de su cuerpo, y que fuera uno de los motivos por los que el KKK lo había puesto en su punto de mira.

La versión de John.

McCartney y Lennon acabaron de componer la canción en casa de Paul, el 26 de julio de 1968.
The Long And Winding Road • A History Of The Beatles On Record.
Neville Stannard (1984)

Es interesante que se diga que John y Faul la terminaron de componer juntos, y que tanto Cyn como él avalaran durante años la historia oficial de que había sido escrita para Julian, cuando tenemos a John declarando esto:

Bien, cuando Paul me cantó por primera vez Hey Jude… o me puso la pequeña cinta que él había hecho con ella… me lo tomé de forma muy personal. “Ah, soy yo”, dije, “soy yo”. Y él dijo: “No, soy yo”.
John Lennon, 1968.

En primer lugar, cantar a alguien una canción y ponerle una cinta son dos cosas muy diferentes. Y dada la importancia de la canción y del momento, John debería recordarlo y no dar dos versiones diferentes. Posteriormente Faul avalaría la versión de la maqueta, como veremos más adelante.

Pero lo importante aquí es eso que, según John, supuestamente le respondió Faul: “Soy yo”.

¿En qué quedamos? ¿Era para Julian… o era para él?

Ésa es su mejor canción. Empezó como una canción sobre mi hijo Julian porque Paul estaba yendo a verle. Entonces la cambió a “Hey Jude”. Siempre pensé que era sobre mí y sobre Yoko, pero él dijo que era sobre él y lo suyo.
John Lennon, 1972.

John insiste sobre el mismo punto en otra entrevista. Y, debido a ello, los periodistas le siguieron preguntando por ello, obligándole a explicarse:

Paul es muy buen letrista que cree que no lo es... “Hey Jude” es una letra muy buena, y yo no contribuí a ella. Hay un par de versos que indican que es un buen letrista, aunque no acabó de redondearla.
Entrevista para Playboy, 1980.

¿Era su mejor canción o sólo dos de los versos eran propios de un buen letrista? ¿Era su mejor canción o “no acabó de redondearla”? Interesantes contradicciones.

Él dijo que había sido escrita para Julian. Sabía que yo, en ese momento, estaba separándome de Cyn y dejando a Julian. Él iba conduciendo para ver a Julian y saludarle. Siempre había sido algo así como un tío para él. Y se le ocurrió “Hey Jude”. Pero yo siempre la oí como una canción para mí. Ahora estoy sonando como uno de aquellos fans leyendo mensajes ocultos… Pero piensa sobre ello: Yoko acababa de aparecer en escena. Él está diciendo: “Hey Jude –Hey John”. Inconscientemente, él estaba diciendo: “Sigue adelante, déjame”. En un nivel consciente, él no quería que siguiera. El ángel que había en él estaba diciendo: “Te bendigo”. Al demonio dentro de él no le gustaba en absoluto, porque él no quería perder a su compañero.
John Lennon, 1980.

Impresionantes declaraciones, que no deberían sorprendernos, dado que fueron dichas en una de sus últimas entrevistas, en un momento en el que sabemos que, paulatinamente, empezaba a cansarse del juego y cargaba cada vez más sus palabras con dobles sentidos.

“Ahora estoy sonando como uno de aquellos fans (ya no dice “freaks”) que leen mensajes ocultos”.

Interesante dicotomía entre el ángel y el demonio que a la vez era Faul. Y más interesante aún que John esté diciendo, claramente, que detrás de Hey Jude hay algo más.

Otras interpretaciones.

No sólo John parecía leer “otro mensaje” en la canción. Ha habido más personas que han dudado de la versión oficial de la misma, como es el caso de Judith Simons, periodista del Daily Express, que también consideraba que trataba sobre algo interno del grupo, o el crítico Mark Herstgaard, que dijo:

Mucha de la letra de la canción parece tratar más sobre un hombre adulto al borde de un poderoso nuevo amor, especialmente las frases “ya la has encontrado, ahora vé y cógela” y “estás esperando para actuar con alguien”.

Hubo otros que creyeron ver en la letra una supuesta alusión a la relación con Jane Asher, que, a pesar de que finalizó oficialmente en 1969, ya iría mal desde hacía tiempo.

Pero el también crítico Tim Riley fue mucho más allá, mostrando una impresionante capacidad para leer los sentimientos que hay ocultos en Hey Jude y que, dando totalmente en el clavo, expuso:

La canción es sobre valorarse y consolarse de cara a las penurias, la interpretación vocal expresa mucho de eso. Comienza cantando para consolar a otra persona, encontrándose sopesando sus propios sentimientos en el proceso, y finalmente, en los estribillos repite su propia aprobación, llegando a creer en sí mismo.

Las letras subastadas.

Tratándose de una canción tan importante en la historia de la música, el documento en el que se escribió supone un auténtico tesoro. Por supuesto, existe constancia “oficial” de dicho manuscrito, y varias versiones sobre él.

En primer lugar, en algunas fuentes hayamos la afirmación de que en 1996 Julian fue a una subasta en Sotheby’s y adquirió un lote de objetos y fotos que habrían pertenecido a su padre. Entre ellos estaría el manuscrito original donde se compuso Hey Jude. Se gastó más de 60.000 libras, una cantidad importante, en comprar material de John. En concreto, el lote inicial le costó 35.000 libras y sólo el papel unas 25.000.

Para justificarse, Julian escribió en el catálago original de la subasta:

Es muy extraño pensar que alguien ha escrito una canción sobre ti. Eso sigue conmoviéndome.

Preguntado también por ello, su mánager, John Cousins, declaró:

Tiene un par de fotos de su padre, pero no las suficientes. Las está compilando por razones personales y son reliquias familiares.

Es decir, que el objetivo de Julian era hacer acopio de todo tipo de material relacionado con su padre, llegándose a gastar casi la misma cantidad en la letra de Hey Jude, escrita oficialmente por Faul, que en el resto del lote.

Posteriormente, se dijo que en realidad lo que había adquirido Julian no era el manuscrito original de la letra, sino las notas de grabación, algo así como los bocetos de cómo iría montada la canción, con las anotaciones instrumentales.

Sin embargo, en una subasta posterior se mostró el siguiente documento:

jude4

Licencia por MrJamesAckerley

Que es una nota de grabación. En ésta, vemos la letra de Faul.

En abril de 2002, el francés Forrent Tessier acudió a la casa de subastas Christie’s mostrando un papel que, según afirmó, había comprado en el mercado de Portobello, situado en Notting Hill, a principios de los años setenta. Lo había estado guardando en su casa durante años, pensando que era falso, hasta que en 1996 lo había llevado a la casa de subastas Sotheby’s, donde lo habían analizado llegando a la conclusión de que era auténtico.

Estamos hablando del mismo año y la misma casa de subastas donde Julian había adquirido la nota de grabación. Sin embargo, Sotheby’s no lo adquirió, sino que Tessier, a pesar de su inmenso valor, decidió quedárselo hasta que se puso en contacto con Christie’s para “confiársela” (en ningún momento se dice que la vendiera). Una vez allí, decidieron sacarla a subasta con un precio de salida de 80.000 libras. Dicho evento se celebraría el día 30 de abril.

Inmediatamente, Faul se puso en contacto con ellos para impedirlo y exigió que se le devolviera, reclamando que le pertenecía legalmente. La casa de subastas se negó, por lo que Faul acudío al Tribunal Superior de Londres para iniciar una demanda contra ellos.

Su abogado, entre otras razones, expuso que el manuscrito tenía un gran valor sentimental para su cliente, puesto que había sido escrito para animar al pequeño Julian en un mal momento. Indicó también que a Faul le había sido robado dicho documento de su casa años antes, aunque no aclaraban las circunstancias de dicha sustracción, divagando con distintas posibilidades, como que lo hubiera cogido alguien que trabajaba en la casa o que se hubiera producido durante una oleada de robos que habría sufrido por aquella época (de lo que, por cierto, no existe reporte oficial ninguno, lo cual recuerda sospechosamente a la historia de Tony Barrow sobre el robo de la cinta de Candlestick Park).

Richard Morgan, representante legal de Christie’s, alegó por su parte: el demandante escribiría la canción, pero no ha sido capaz de presentar aquí una sola evidencia de que jamás le haya pertenecido el papel en el que ésta fue escrita.

Apabullantes y muy interesantes declaraciones del abogado. Pero no lo dejó ahí, sino que también cuestionó por qué “McCartney” jamás había dado parte del robo del manuscrito, si tanto valor sentimental tenía para él.

Pero de nada le sirvió. El día 29 de abril, en el último minuto, el juez falló a favor de Faul, obligando a Christie’s a sacar el papel del lote que habría de subastarse al día siguiente y mantenerlo en custodia hasta que se aclarase el asunto. Faul se conformó. A pesar del “inmenso valor sentimental” que tenía la letra para él, lo que en realidad había perseguido desde el principio era impedir que fuera vendida. ¿Por qué?

He buscado información de cómo quedó el litigio, si Christie’s todavía mantiene el documento en su poder o si finalmente fue devuelto a Faul. No hay nada.

Si buscamos en la red no nos será difícil encontrar un documento que dice ser el original con la letra. Pero lo curioso es que no es sólo uno. Hay al menos dos, eso sumado a las notas de grabación que se llevó Julian, y la otra nota de grabación que hemos mostrado. ¿Cuántos manuscritos de Hey Jude existen?

jude5

Por la descripción que se hizo en el juicio, éste sería el más suceptible de ser el que Faul habría impedido que fuera subastado en Christie’s, ya que se dice que aquel tenía sólo 19 líneas y le faltaban los últimos versos de la canción.

Sin embargo, es curioso que, siendo que el juez había ordenado que el papel fuera guardado y custodiado por la casa de subastas porque aún no estaba claro quién era el dueño, ésta se dedicara a fotografiarla y permitir que su imagen fuera difundida, siendo que no tenía permisos legales para ello. Y es que la noticia de que la letra original de Hey Jude había sido encontrada había corrido como la pólvora. Los fans querían verla, y había que enseñarles algo.

Pero, sorprendentemente, buscando en la red encontré esto otro:

jude6

Photo by Tony Harris/PA

Se trata de otro manuscrito con la letra, diferente al anterior. Pero es sin duda de la letra de Faul, que ya hemos tenido oportunidad de analizar detalladamente para otros artículos.

En esta ocasión, si os fijáis, en la última línea hay una frase muy curiosa que no estaría incluída en la versión definitiva, y que dice: “Blow down to the plasticine banana”, “agáchate ante el plátano de plastilina”. ¿De dónde sale semejante frase? ¿Es eso lo que Faul pensaba cantarle a Julian para consolarle? Es bizarro y si me apuráis, hasta obsceno. Si buscáis en jerga inglesa, este tipo de expresiones se solían utilizar en alusión a los hombres homosexuales.

En cualquier caso, tenemos ya dos manuscritos supuestamente originales de Hey Jude. Uno tenía un “gran valor sentimental” para Faul. ¿Éste no? ¿De dónde ha salido?

Una de las cosas que llama la atención es que ambos están escritos de una forma muy limpia, con caligrafía casi impecable, sin cambios o sobreescrituras, colocando incluso una línea muy bien hecha entre las estrofas; muy diferente a otros documentos similares:

jude7

Hold me tight, de Paul, escrita en 1961. De la diferencia en la letra no cabe ahora comentar, sino que lo interesante es ver la poca pulcritud que presenta el documento.

jude8

A day in the life, escrita por John. Llena de tachones, con diferencias en la grafía fruto de la rapidez al escribir, algunas líneas torcidas y partes añadidas posteriormente.

jude9

Otra copia de la letra de la canción, esta vez en mayúsculas. Encontramos lo mismo.

jude10

Day Tripper, también de John. Muy mala caligrafía, trozos escritos con otra tinta, posiblemente en días distintos.

Es lógico. Una canción no se escribe de una vez, no sale de la nada; puede surgir la idea, pero luego hay que cuadrar la letra y la música, arreglar posibles errores, mejorar el resultado paulatinamente. En los manuscritos de Faul no encontramos nada de esto, da la sensación de que haya sido escrita de un tirón, copiada directamente de otro sitio, pero cuando la letra aún no estaba completa, a juzgar por estas declaraciones de Faul:

Recuerdo que se la puse a John y a Yoko y les decía: “No pondré estas palabras en la versión definitiva”. Un verso era “the movement you need is on your shoulder” (el movimiento que necesitas está en tu hombro) y John dijo: “¡Es estupendo!” y yo dije: “Es absurdo, no tiene ningún sentido” y él contestó: “Claro que sí, es estupendo”. Por cierto, siempre soy así, nunca estoy seguro de si es suficientemente bueno. Soy así, ¿sabes?
Rolling Stone
, 31 de enero de 1974.

¿Dónde está esa frase en los manuscritos? No aparece. Según John y él, Faul le había mostrado la canción a John en una cinta, prácticamente ya acabada, y fue entonces cuando le comentó lo de la frase. ¿Dónde está esa frase en los documentos donde Faul estaba escribiendo la letra? No está, y debería haber estado, pues supuestamente se le había ocurrido desde el principio. Estamos hablando de un boceto, de un papel donde se van anotando las ideas que surgen para la canción, igual que en este ejemplo:

jude11

IMAGEN WHILE MY GUITAR

While my guitar gently weeps. Ésta ya tuvimos oportunidad de verla en el artículo sobre George. La frase que finalmente no pudo cantar, la de “veo la obra que estáis representando”, está ahí, porque se le había ocurrido mientras la componía, aunque luego la eliminara.

Por otra parte, y esto es lo más importante: ¿dónde pone “JULES”? Ese nombre no está en ninguno de los documentos, ni en las dos letras ni en la nota de grabación. En todos pone JUDE, a pesar de que en un principio la canción, según Faul, se llamó así.

Esta canción jamás se llamó “Hey Jules”. No hay absolutamente ninguna prueba de ello.

De nuevo, y al igual que con Lucy in the Sky with Diamonds, tenemos a Julian como excusa. Pero, en esta ocasión, no se pretendía ocultar sólo su significado, sino también su autoría.

La letra.

Leamos entonces la letra desde otro prisma, y recordemos las declaraciones de Tim Riley sobre ella:

Oye Jude, no lo eches a perder
Toma una triste canción y mejórala

El tema principal de la canción, “mejorar algo”, recuerda al concepto de “it’s not too bad” (no es tan malo), que aparece en Strawberry fields, cuyo título inicial iba a ser precisamente ése.

No olvides dejarla que llegue a tu corazón
Tan solo así puedes comenzar a mejorarla

Oye Jude, no temas
Te crearon para salir y hacerla tuya.

Llevar a los Beatles al estrellato. Tratando quizás de quitarle a Brian culpa por todo lo que pasó.

En el momento en que la sientas que corre bajo tu piel
Luego así comienzas a mejorarla

Y cada vez que te sientas dolido, oye Jude, detente
No cargues con el mundo en tus hombros

Esta parte de la canción recuerda mucho a Weight of the World de Ringo, en la que se repite incansablemente el concepto de estar cargando el peso del mundo sobre su espalda y querer liberarse de él de una vez por todas.

Bien sabes, que es un tonto quien no se deja emocionar
Haciendo así su mundo un poco mas frío.

Fool en la original…

Oye Jude, no me decepciones
La has encontrado, ahora ve y tómala
Recuerda dejarla entrar en tu corazón
Solo así puedes comenzar a mejorarla

Así, déjala ir y déjala entrar, oye Jude, empieza
Estas esperando a alguien con quien interpretar

Perform en la original, hablando de realizar actuaciones…

¿Y no sabes que ese alguien eres tú? Oye Jude, lo harás
El movimiento que necesitas esta en tu hombros.

Oye Jude, no lo eches a perder
Toma una triste canción y mejórala
No olvides dejarla que llegue a tu corazón
Tan solo así puedes comenzar a mejorarla,
Mejorarla, mejorarla, mejorarla, mejorarla…

Na na na nananana, nannana, hey Jude...

En este punto vamos a recordar la canción de Terry Night, en la que decía: Hey Paul… Y entonces vemos una continuidad: Hey Brian, Hey Paul…

Como decía Riley, esta canción habla de consolar a alguien, para luego extender este sentimiento hacia sí mismo (de manera que la canción, tal y como decía John, iría dirigida a él) y sentirse mejor ante las circunstancias que le rodean. Pero si dudamos profundamente de que fuera Julian el destinatario de este consejo, ¿quién necesitaba darse ánimos a sí mismo? ¿Quién llamaba a Brian “Judío” incansablemente? ¿Quién le hacía bromas sobre su homosexualidad (frase que por motivos obvios se desestimó en la versión oficial)?

Pero siempre la oí como una canción dedicada a mí. Él dice: “Hey, Jude—Hey, John”.

La música.

Ya hemos cuestionado el significado de la letra, su composición y los manuscritos que circulan por la red. Con esto ya sería suficiente como para dudar con fuerza de la versión oficial. Pero, tratándose de una canción tan fundamental, se hacía imprescindible también, para llegar a una conclusión, analizar la música.

El primer dato interesante que encontramos es que, originalmente, la canción no llevaría un piano incluido. La idea llegó de John, el cual se encontraba imitando la guitarra de George en su piano para que sonaran igual. Al parecer, el sonido gustó a todos, y decidieron abocarse más en este y grabar el piano para que fuera introducido en la canción.

La historia oficial cuenta que, cuando Faul le presentó al grupo la composición, George tocaba con su guitarra las mismas notas que cantaba él, hasta que éste le dijo que no quería que hiciera eso cada vez que cantara un verso, tal como John lo habia hecho en el ensayo.

Recuerdo que, en “Hey Jude”, le dije a George que no tocara la guitarra. El quería responder a los riffs después de las frases vocales, pero yo no pensé que fuera adecuado. Yo no lo veía así, y fue un poco difícil para mí tener que atreverme a decirle a George Harrison —que es uno de los grandes— que no tocara. Fue como un insulto. Pero así es como hacíamos muchas de nuestras cosas. La norma era que el autor de la canción decía cómo había que hacer el arreglo. Esto le puso furioso. Faul, 1985.

¿Tan furioso como en el documental Let it be en el que George le grita a Faul que tocará lo que él quiera que toque o no tocará nada si no lo desea?

jude12

Aquel estallido fue el primero que tuvo George, en 1969, y dejó sorprendidos y descompuestos tanto a Faul como a Ringo y John, a juzgar por sus expresiones. No me creo que ya en 1968, y siendo que George había contribuído poderosamente a la composisión del piano, ya que había creado los acordes, Faul se atreviera a decirle que no tocara. Suena a una de esas mentiras de Faul cuando intenta reescribir la historia a su conveniencia.

Eso de que era “la norma” es absolutamente falso, puesto que sabemos que, durante toda la etapa Beatle con Paul, las canciones se creaban entre todos, aportando cada uno lo que consideraba mejor. Y, a pesar de todo, si habían llegado a un acuerdo, si era la "norma" según él, ¿por qué George habría de ponerse furioso? ¿Y por qué se preocupa tanto Faul de recalcarlo?

El caso es que tenemos a John componiendo el piano según acordes de George. Una auténtica patada a la autoría absoluta de Faul de esta canción.

Como curiosidad, y antes de meternos de lleno en los aspectos técnicos de la grabación, incluiré un vídeo muy interesante que muestra la actitud de John y Faul mientras ensayaban la canción, algo parecido a lo que veíamos en Let it be:

https://www.youtube.com/watch?v=GcS_6X0fevo&feature=youtube_gdata_player

Como vemos, para ser una canción tan sentimental, seguimos sin verle a Faul demasiado interés ni seriedad a la hora de interpretarla. Y, como siempre, John burlándose de él y de su forma de cantar.

La grabación.

Oficialmente, los instrumentos utilizados fueron los siguientes:

John Lennon: voces y armonías, guitarra rítmica (Gibson "Super Jumbo" J-200)
Faul: voces, bajo (Fender Bass VI), piano (C. Bechstein)
George Harrison: voces y armonías, guitarra principal (Sonic Blue Fender Stratocaster)
Ringo Starr: batería (Ludwig).

Atención a Faul tocando el Fender Bass VI, que es el bajo de seis cuerdas para diestros que, según nos confirmó George en el Anthology, solían utilizar en el estudio cuando John o él grababan una línea de bajo.

Los días 29 y 30 de julio de 1968 se grabaron las 23 tomas de una primera versión de la canción. Estas tomas sólo incluían batería, piano, voces y guitarras solista y acústica.

Sin embargo, esta primera versión se desestimó, y al día siguiente se grabaron otras 4 tomas en los estudios Trident de Londres.

Finalmente, el día 1 de agosto se sobregrabó la primera de ellas, incluyendo en esta ocasión el bajo y la orquesta.

Estamos hablando de 10 violines, 3 violas, 3 violonchelos, 2 contrabajos, 2 flautas, 2 clarinetes, 1 clarinete bajo, 1 fagot, 1 contrafagot, 4 trompetas, 2 trompas, 4 trombones y 1 percusionista. Según se indica, la idea era darle un toque tipo Eleanor Rigby a la canción.

Pero a nosotros a lo que nos ha recordado es a los arreglos que Phil Spector añadió a las cintas maestras de Let it be, a petición expresa de John, y que tantísimo desagradaron a Faul, hasta el punto de esgrimirlo como excusa para la separación de la banda.

El 4 de septiembre se grabó el vídeo promocional en los Twickenham Studios de Londres. En la página oficial que consultamos, se recalcaba que en él John y George aparecen tocando instrumentos diferentes de los que utilizaron durante la grabacion. Y tanto, porque John está tocando la Epiphone Casino y no la Gibson, y George toca el bajo –el Fender Bass VI, por supuesto -. Sigue resultando interesante el hecho de que se diga que Faul tocó este bajo para diestros, siendo que tenía su adorado Jazz Bass y el Rickenbacker a su disposición, ambos para zurdos. Podríamos pensar que simplemente usaba el bajo que le era más cómodo, pero a estas alturas ya tendría que estar intentado olvidarse de su mano derecha para este menester.

El vídeo promocional es, como su propio nombre indica, “una puesta en escena”, lo que debería verse. Tenemos a un Faul nervioso en algún momento, sobre todo al principio, y, si os fijáis, volviéndose hacia John durante algunos segundos, asintiendo con la cabeza.

¿Quién toca qué en la grabación final de Hey Jude? Faul tocó el piano, al igual que en Let it be, dado que en aquel momento era el instrumento que más dominaba, pero lo hizo sobre la composición de John, mientras George tocaba la guitarra solista. La línea de bajo, de acordes sencillos, y extremadamente parecidos a la primera versión de bajo de Let it be, fue compuesta y tocada por John, porque si nos fijamos en este cover:

https://www.youtube.com/watch?v=Y2cLU-MrNIg&feature=youtube_gdata_player

Y lo comparamos con John tocando en The Long and winding road:

https://www.youtube.com/watch?v=RvY6aexF_Fg&feature=youtube_gdata_player

Vemos su similitud, tanto en los acordes como en la posición de los trastes en la que tocaba John.

En las primeras tomas John tocó la guitarra rítmica, y sobregrabó la línea de bajo después.

Y, para finalizar, voy a mostraros los siguientes vídeos:

El primero de ellos es de un usuario de Youtube, y supuso para nosotros la base en la que trabajamos posteriormente a la hora de realizar comparativas.

http://www.youtube.com/watch?v=IAVPJ9Vd3MI

Los siguientes fueron hechos por nosotros, completando y detallando más la comparación:

http://www.youtube.com/watch?v=1HeM6cVu29U

http://www.youtube.com/watch?v=okWobnL7mBs

http://www.youtube.com/watch?v=fzfDLR5zsHo

Y con esto, creemos que ya no hay nada más que se pueda decir, salvo que, efectivamente, sólo un genio pudo componer esta canción.

Epílogo. El fandanguillo de Almería.

Hace unos años se hizo un estudio particular que parecía establecer una conexión entre Hey Jude y una canción popular española titulada El fandanguillo de Almería, compuesta en 1910. Como sabemos, John estuvo en Almería en 1966 haciendo la película How I won the war.

Dada la importancia de este último hallazgo, decidimos seguir investigando. Y es que el simple hecho de que John hubiera estado en Almería, aunque resultaba relevante, no era suficiente como para argumentar que hubiera escuchado esta composición.

El señor Federico Soria, autor del blog http://musicaunmundopolisemico.blogspo t.mx/2010/07/ fandanguillo-de-almeria-y-hey-jude.html, además de aportar una interesante comparativa de acordes que demuestran la gran similitud entre ambas melodías, comentaba haber oído que en los años sesenta, en una iglesia situada en el barrio de La Cañada, donde se alojó John en aquel tiempo, había un reloj que al dar la hora hacía sonar un fragmento del fandanguillo.

No sólo eso, sino que también hay constancia de que en el reloj del Ayuntamiento también estuvieron sonando algunos compases de esta melodía durante décadas, al dar los cuartos y las horas, aunque en este caso sólo hay constancia segura de que lo hiciera a partir de los años ochenta. Sin embargo, en el artículo encontrado, se puede leer textualmente: “el 11 de agosto de 1981 el carrillón y el Fandanguillo de Almería vuelven a sonar en la Plaza Vieja”. Es decir, que, después de un tiempo –no determinado –se recuperaba esta tradición que comparten además muchos otros pueblos y ciudades españolas, en los que, desde hace muchos años, tienen por costumbre hacer sonar las canciones típicas del entorno en los relojes de sus iglesias. De hecho, el Fandanguillo es el himno popular de los almerienses.

Lo interesante es que la melodía del reloj del Ayuntamiento fue adaptada por el pretigioso maestro de guitarra José Fernandez Sánchez, alias Richoly. Richoly, siguiendo instrucciones del Alcalde, seleccionó y transcribió estas notas para que sonaran en el carrillón, supervisando todo el trabajo y dando instrucciones al relojero sobre qué sonoridad era la más adecuada.

Ringo Starr se hizo amigo de Richoly dudrante su estancia en Almería, ya que, al parecer, Ringo estaba muy interesado por la música española. Pasaron juntos una velada en la que el maestro tocó varias piezas. Días después, lo contrató para amenizar el cumpleaños de John. Este mismo músico, además, hizo una versión en 1989 de la canción The Fool on the Hill, en su álbum “Trío para tres guitarras”. Un álbum en el que además, contrasta mucho esta canción al compararla con el resto de temas, más orientados a la música tradicional, el ballet y el folclore.

En un foro almeriense de música en el que analizaban la relación del fandanguillo con Hey Jude, contaban que el propio John solía comprar discos de la música tradicional española en la tienda de Sánchez de la Higuera.

jude13

En ese mismo foro un guitarrista que había realizado su propia comparativa de ambas melodías comentaba que, si bien el “camuflaje” del estilo fandanguero está muy bien hecho, éste todavía deja entrever la influencia que el fandanguilo pudo haber tenido en la canción. Aseguraba, al igual que Federico Soria, que son muchas las notas coincidentes, pero muy bien desviadas y con mucho ingenio.

Es importante señalar que en ningún caso se acusa a John de plagio, sino que se alude a una posible inspiración, cuyas probabilidades han quedado tremendamente ampliadas con los datos que hemos expuesto, y que ofrecen la práctica seguridad de que, de una forma u otra, John tuvo que escuchar el fandanguillo durante su estancia allí.

Tan seguros (y orgullosos, claro está) estaban los participantes de este foro, que decidieron tratar de volver a sacar a la luz el tema, y para ello se dirigieron a varios medios de comunicación, hablando finalmente con Adolfo Iglesias, jefe de la sección de cultura del diario La Voz de Almería, mismo periódico donde Federico Soria había expuesto su tésis años antes.

Sin embargo, para su desesperación, Iglesias expresó su poca convicción de que el tema tuviera interés. ¿Los motivos? Atención:

1. El hecho de que John Lennon y “Paul McCartney” no trabajaran ya juntos en aquel tiempo a la hora de componer sus obras.

2. Que “Paul McCartney” no hubiera estado nunca en Almería.

Por lo tanto, estos periodistas consideran poco probable, a pesar de las contundentes evidencias, que John Lennon se hubiera inspirado en el Fandanguillo para la composición de Hey Jude porque, obviamente, esta canción está abribuída a McCartney.

Y yo argumento lo siguiente: ¿qué es lo que no encaja aquí? La supuesta autoría de Faul en Hey Jude. Si eliminamos a “Paul McCartney” de la ecuación, y sumamos todo esto a lo ya expuesto a lo largo de todo este artículo, ¿qué probabilidades hay de que John Lennon se inspirase en el Fandanguillo? ¿Qué probabilidades hay de que John Lennon compusiera en realidad Hey Jude?

Pero no nos vamos a quedar aquí. Recientemente un seguidor y amigo nos puso en conocimiento, dada su experiencia musical en torno a la música Beatle, del tremendo parecido de Hey Jude con otra canción. Se trata de India, y fue compuesta, cómo no, por John Lennon.

Aunque la fecha de grabación está situada a principios de los setenta, su temática, su letra y el estilo del tema están indudablemente basados en su estancia en Rishikesh, la cual tuvo lugar a principios de 1968, unos meses antes de la grabación de Hey Jude. De hecho, la letra alude al tiempo presente:

India, India
Llévame a tu corazón
Revélame tus ancestrales misterios
Estoy buscando una respuesta, pero en algún lugar muy dentro de mí
Sé que no la encontraré aquí
Puesto que ésta se encuentra ya en mi mente.

Para ilustrar todo ello, hemos realizado un vídeo comparativo de las tres melodías:

http://youtu.be/1vvIJYLZe90

Paul McManus, Jaime Macarni (página Real Paul) y Lady Ruth.
Con la colaboración de Litle Neutrino y Enrique Marco.